Arte, Cultura Rural: Relación entre memoria y Sostenibilidad Charla con el artista Josechu Tercero con la participación especial de la artista Nathalie Rey Moderado para Savina Tarsitano

 

Entre las características del arte contemporáneo está cómo establecer relaciones entre individuos, culturas, civilizaciones, pensamientos, tradiciones y poblaciones, en un diálogo de reciprocidad y respeto. Vivimos en una sociedad caótica, tecnológica que va rápido, que casi nunca se frena ni se detiene, pero también es cierto como decía Albert Camus: “Si el mundo fuera claro, el arte no existiría”.

La charla “Arte, cultura rural: relación entre memoria y sostenibilidad” pretende abrir un diálogo entre cultura rural, memoria, tradición y arte. Cuestionar, explorar, preguntarse, reflexionar … ¿Cuánto de contemporáneo existe en la memoria campesina? ¿Qué sucede cuando un artista se detiene, viaja en el tiempo para volver a dialogar con su propio territorio, tradición y memoria? ¿Qué sucede cuando el arte contemporáneo transforma la cultura rural en una obra artística, en términos de estudio e intercambio?

Con Josechu Tercero y su exposición titulada “Pajonar”, iniciamos nuestro viaje hacia la belleza de estas esculturas en piedra realizadas por campesinos, presentes de diferentes formas en muchos países y culturas, utilizadas en las montañas como refugios de la lluvia, para que los animales, para descansar. . Estas esculturas inmersas en el verde de las montañas en parajes aislados, se reproducen en esta exposición, para conducir al espectador en un viaje en el tiempo, para detener el tiempo, para observar y no olvidar, con un enfoque romántico, melancólico a través de un enfoque nostálgico de el artista, que permite que el espacio, las personas y las piedras dialoguen en una constelación de arquitectura rural contemporánea. Y como dijo Oscar Wilde: “El componente filisteo en la vida no es la incapacidad para entender el arte. Encantando a personas como pescadores, pastores, labradores, labradores y otros que no saben nada de arte y son la verdadera sal de la tierra”. En esta época difícil, donde el tiempo se ha detenido, el arte debe cuestionarse más que antes, debe transformarse en una máquina del tiempo para recordar, para llevarnos de regreso a la esencia misma de la creación, que siempre ha sido la naturaleza.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.